Entrelazamiento cuántico y la voluntad

Se dice que todo depende de nuestra voluntad, este es una axioma básico del que partimos en occidente. De ahí que la educación ha sido basada en el fomento del individualismo, el refuerzo del yo básicamente, en occidente desde hace cientos de años.   En el extremo opuesto parece estar oriente, quien dice que nada depende de nosotros, que hay que aceptar lo que viene porque cualquier cosa depende no de una causa sino de muchas. El sistema educativo y en consecuencia la vida que se genera en la gente que sigue esta premisa, es mucho más relajante, menos competitivo y por ende quizás mejor.   ¿Pero entonces influimos o no en las cosas que nos ocurren?¿dependen totalmente las cosas de nuestra voluntad como dice occidente, nada en absoluto como dice oriente o en parte?.   La respuesta para mí es que nuestra voluntad, es tan sólo una de las variables que influyen en que algo ocurra. Nuestra voluntad es por tanto responsable muy parcialmente de las cosas. Para mí el axioma de oriente sería pues más acertado. Pero sigamos indagando. La física cuántica afirma que todas las partículas subatómicas comparten información. Lo que sucede a una afecta a la otra, es el llamado entrelazamiento cuántico. Si esto es tomado como cierto, cabe esperar que efectivamente nuestra voluntad quizás influya en que algo ocurra de determinada manera. He aquí un nuevo termino a tener en cuenta, influir. Porque una cosa es ser decisivo y otra cosa es influir. Por tanto, lo único que realmente nosotros podemos hacer para que algo ocurra es, responder al presente  a todo lo que ocurra, aceptando que lo que nos llega es producto de que todo el universo se ha confabulado para que eso sea así y que, con “nuestra” influencia quizás haya algo de nosotros en lo que se genere a partir de que nosotros actuemos, pero quitémonos de la cabeza que eso será de tal o cual manera y que ha de coincidir con la imagen mental que me he hecho de eso (y sino sufro, sufro porque no es como yo quiero porque pienso que es mí voluntad la que determina las cosas) porque como ya se ha visto, el producto final, lo que tenga que pasar depende de infinitas variables (el universo entero de hecho) de las cuales, nuestra aportación es tan sólo algo infinitesimal.    Querido Einstein, Dios si juega a los dados" 🙂...

Read More