Fundirse con la naturaleza

Posted by on agosto 7, 2017 in Textos Clásicos del Vedanta. | 0 comments

 

Qué desconectado viver el ser humano de la naturaleza, hasta tal punto, que le debemos la vida al sol y sin embargo le damos la espalda. Cuanto nos da la naturaleza y que poco nos pide. Para mí en cualquier formación de yoga, meditación, tantra etc… haría falta conectar de verdad con la naturaleza durante varios días y aprender de ella.

Viviendo en una casa autosuficiente y siendo un profesional de la energía solar he podido experimentar quan cierto es aquello de que se ahorra energía si fluimos con ella. El simple hecho de conocer hierbas comestibles, el simple hecho de preparar una comida en un horno solar, a fuego lento, mientras puedes realizar otras tareas despreocupándote porque sabes que nunca se pasará, es una experiencia única. Tengo un socio, el Sol. Y también su esposa, la tierra, y sus hijos, la lluvia y el viento. Cuando Vāyu, el viento, tumba un árbol y me permite llevármelo a casa para encender el fuego, sin esfuerzo. Cuando la lluvia, en un terreno semidesértico te descarga y aprovechas cualquier utensilio para guardarla y aprovecharla, es un regalo. Una ducha solar, en medio del campo, aprovechando según la estación, la hora idónea (generalmetne a última hora de la tarde) para tomar un baño, calentado con fuego natural. Todos estos son ejemplos de regalos maravillosos que nos ahorran, tiempo, dinero, esfuerzo y además, nos hacen seguir un poco el ciclo de la vida.

Cuando calientas una comida con gas, generalmente es porque no tienes tiempo o el día ha salido nublado. Te das cuenta entonces, que cuando te lo puedes permitir simplemente la pones en el horno o la cocina solar a la hora que toca según la estación y te olvidas. Entonces caes en la cuenta de que necesitamos muchas cosas artificiales para ir más deprisa, para hacer más y que nos desconectan de la naturaleza. No concibo la idea de ser un yogi y no fundirse con la naturaleza cuando uno pueda. La gente está tan desconectada de todo el entorno que nadie mira la meteorología para ver qué es mejor hacer ese día, salvo los que trabajan la tierra, claro está. Los que trabajan la Pachamama (Madre Tierra) no tienen más remedio que mirar al Pachatata (Padre Cielo) para tratar de acoplarse lo más posible a la meteorología. 

Observa la naturaleza, fúndete lo más que puedas, escucha la canción que ella te trae, retrotraete y simplemente contempla su flujo.

O. S.

CIMG0292
 

 

Leave a Comment