Posturas de Meditación

Vamos a hablar de las que quizás son las seis posturas de meditación más difundidas. Alguna puede considerarse una variante de otra y puede que alguna tenga varias traducciones del sánscrito al español. Las seis posturas de las que hablaremos son: Padmasana, Siddhasana, Mukthasana o Guptasana, Vajrasana, Swastikasasana, Sukhasana. Antes de empezar a describir las posturas una a una, hay quizás cuatro cosas que podemos decir que son comunes a todas las posturas:   1. Doblar una manta gruesa en cuatro partes para sentarse sobre ella. Este grosor es necesario para conseguir confort, sobretodo por los puntos débiles, como por ejemplo si los tobillos tocasen contra el suelo seria muy doloroso. Existen incluso, pequeños cojines para colocar en puntos dolorosos como entre los tobillos si se da el caso o para poner la rodilla sobre el cojín sino nos llega al suelo.  2. Los isquiones han de estar bien apoyados sobre el suelo para que la espalda esté lo más recta posible.  3. La finalidad es que la espalda esté junto con la cabeza siempre erguida y la comodidad suficiente como para que la persona pueda aguantar en esta postura la práctica meditativa, por lo que se recomienda empezar siempre por las más fáciles. 4. Todas las posturas comienzan por sentarse sobre la manta y estirar las piernas para empezar a doblar por las rodillas las piernas y colocarlas según sea la postura, a excepción de Vajrasana que es distinta sustancialmente de las demás.   Padmasana o Postura del Loto.  Esta no es precisamente la más fácil pero empezaremos por ella por ser la reina de las posturas, la más famosa. Existe una variante para quienes no sean capaces de realizarla, se llama, Ardha Padmasana. Ardha significa semi en sánscrito por lo que Ardha Padmasana es la postura del semiloto. Sentados con las piernas estiradas, cogemos el pié derecho con ambas manos y doblamos la pierna por la rodilla y lo colocamos sobre el muslo izquierdo. Y lo mismo para el pié izquierdo. Con el cuerpo erguido, las manos se colocan si se puede entre los talones, colocando una sobre otra. Sino es posible colocarlas sobre las rodillas. Si alguna parte, rodilla o muslo, no está cómodamente en el suelo, habrá que colocar algún pequeño cojín para que se apoye bien o podemos tener dolores si la práctica va a durar mucho. Sino somos capaces de realizarla,  podemos probar con el semiloto.                       Siddhasana o Postura del Adepto. Siddha significa Adepto en sánscrito. Se dice que ha de ser practicada por todos aquellos aquellos que se establezcan en celibato. Primero se dobla la pierna izquierda y se coloca el...

Read More