altruísmo

El altruismo nos permite servir a los demás. Decía Sivananda, agradece al universo que exista está persona y que te ha dado la oportunidad de servirla. A nivel personal hace tiempo que no espero a viajar fuera para poder llevar la vida que deseo. En nuestra sociedad, el altruismo se asocia a trabajar en ONG´s y por lo general en países del tercer   mundo. El altruismo es obvio que lo podemos ejercitar en cualquier parte, en cualquier momento, a cualquier persona y cualquiera que sea la acción. Como parte de la Sadhana es bueno comprometerse a realizar digamos una hora al día de Karma Yoga (acciones desinteresadas) por los demás. El practicar este tipo de acción, totalmente desapegado del resultado, tanto económico como espiritual, nos purifica la mente y nos hace más receptibles a la meditación. Como sutileza es importante destacar el hecho de que acción altruista es cualquier cosa y no sólo aquello que se asocia a hacer con las manos. Por ejemplo, regalar una sonrisa puede ser un acto altruista. Llamar para alegrarle el día  alguien, regalar palabras de ánimo, etc… El altruismo choca frontalmente en nuestra sociedad occidental, debido sobre todo a las malas noticias que nos llegan por todas partes, donde asociaciones sin ánimo de lucro, se han convertido en sinónimo de lucro, pues no aguantan una investigación mínima de sus entradas y salidas. Por si esto fuera poco parece ser que los propios captadores de socios para las ONG’s son gente que funciona por objetivos, que tienen que pagarse su Seg. Social por cuenta propia y que muchas veces prima el salirse con la suya y captarte como socio a la labor que realmente desempeñan. A esto se une, la más que interesada actitud de muchos maestros espirituales, quienes exigen más allá de lo razonable y a veces con actitud de niño que sus discípulos hagan lo imposible por satisfaces sus deseos con el pretexto de que no es algo personal sino en nombre de una institución. Flaco favor. Sobre todo en las grandes entidades espirituales es donde quizás más se note. Todo esto hace, que la sociedad en general no crea demasiado en el altruismo, que se tenga una idea de que vas a enriquecer a otros y lamentablemente esta imagen es cierta hasta en los temas más espirituales. Sea como fuere, creo que el altruismo hay que compaginarlo con las necesidades que todo el mundo tiene y que ha de ser algo que una persona pida hacer y debe dar hasta donde le sea posible y experimentar lo que le produce. Es importante, verlo todo dentro de un contexto, de las circunstancias personales de cada uno e ir recalculando el camino de...

Read More