Un pozo, no charcos

El tema de este mes se refiere a que la única solución para la liberación es seguir hasta el final uno de los varios caminos que existen de eficacia probada por algún maestro que se ha liberado. En este mundo de abundante  información, en el cual, los impactos diarios producidos por el marketing nos inundan, la mente va dirigiéndose de un lugar a otro, deseosa de probar cosas nuevas. Algunas de las tradiciones a las que podemos hacer referencias son: el vedanta, el yoga, el zen, el taoísmo, el sufismo y el budismo. Así pues nos encontramos con que todo el mundo tiene derecho a probar varias cosas, para ver que es lo que mejor nos va, además, de  que quizás nos enriquezca en nuestro sistema, el camino elegido, ya que si cogemos lo bueno de cada uno, puede que nos sirva de catalizador, pero sólo si uno profundiza en un camino siguiendo a su gurú, en la sadhana que le marque, llegará quizás a realizarse. Entonces, la pregunta es ¿Dónde está el equilibro entre probar cosas nuevas y seguir una y sólo una de las tradiciones? Según dijimos en clase: “prueba lo que quieras pero ten tu estrella polar para guiarte”. Este punto medio depende de cada uno y es difícil de conseguir. Quizás la referencia sea, que por nada del mundo rompamos nuestra sadhana diaria, y mientras progresamos en el camino, mientras nuestra mente se va haciendo cada vez más firme, podemos ir probando cosas. Esa sería quizás una respuesta válida a lo que se uno el hecho de comentarlo con el gurú elegido. Quizás haya que profundizar bastante en un camino antes de ver si probamos otras cosas, pues sólo con el tiempo se agudiza el discernimiento, que sería necesario para no caer en error. Los caminos transitados, las tradiciones que han demostrado ser válidas, tienen a su favor que alguien ha demostrado librándose que el que camino es correcto. En el caso del Yoga, con más de 7000 años, tenemos demostrada la metodología. El problema con el que nos encontramos es que el Deseo, que precisamente es la razón por la cual empezamos a buscar en uno u otro camino, es el que se encarga de hacer que al poco tiempo de empezar un camino, nos aburramos, y queramos probar algo nuevo. Lo lejano siempre atrae más. Este es quizás el error en el que caemos los estudiantes sin darnos cuenta por no advertir que nos consideramos expertos o dominadores de la materia demasiado pronto (un poco academizando los estudios, que no es lo más importante sino una parte simplemente), esto es lo que nos hace ir de acá para allá. También es cierto que...

Read More