El Maestro

El maestro en occidente tiene una relevancia distinta a oriente. Decía Nisargadatta en su libro “YO SOY ESO” a un buscador: como usted ve diferencias (por Maya) va de aquí para allá buscando a alguien “superior”. Aquí el maestro quería decir, que el verdadero maestro lo llevamos todos dentro (Wahe Gurú) y que no hay diferencias significativas entre el iluminado y el que no lo está. Esto a priori suena fácil, pero obviamente, se necesita de una guía,  al menos de forma temporal para poder afrontar con garantías el camino, en alguna de las tradiciones que ha llegado a iluminar a personas y que por tanto están consagradas.   Nadie te llevará jamás donde no ha llegado. Sin embargo maestro puede ser alguien que esté unos pocos pasos por delante de ti si es sincero y conoce sus límites. Es como un Sherpa que te acompaña durante un trayecto. En oriente el maestro es alguien más familiar, aunque se le debe cierta reverencia, es más como un amigo.   También la relación con el maestro depende del camino elegido. El Karma yoga es quizás el más asequible a todos y parece ser que también es común a cualquiera de los otros dos caminos del yoga, el bhakti y el jñana. En el camino del bhakti, que no es apto para todos, puesto que es una camino devocional y no emocional, el devoto ha de entregarse totalmente al maestro y se necesita un temperamento digamos más sentimental. Por el contrario el Jñana, necesita de una mente más inquisitiva, es el camino del vedanta advaita (no dual). En el bhakti hay una relación devocional, casi como la que se le brinda a un Ishta devara en la tierra, en el jñana, es más un amigo, casi un compañero de facultad que lleva más años que tu y ha recorrido parte del camino. Sin embargo hay devoción hacia el maestro en el Jñana y por supuesto búsqueda de conocimiento para no caer en el sentimentalismo en el bhakti, es decir se necesita también la indagación no simplemente creer a pies juntillas.   Así pues, sea cual sea el campo elegido, para mi el maestro es aquel que enciende la chispa si llegado el momento posee el discernimiento adecuado. La relación entre maestro y alumno depende pues del camino elegido y en todo caso, el maestro, es aquel que carga más o menos con el peso del karma de su discípulo.   Uno, va integrando en su día a día, debido al karma que poseemos, las enseñanzas del maestro y en la medida que se van asentando y se progresa diría que se va soltando cada vez más de la barandilla para ir...

Read More